Maghreb Arab Press

SM el Rey dirige un mensaje a las participantes en la II cumbre anual de la Iniciativa "Women in Africa" (texto íntegro)

Marrakech  -  
SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la II cumbre anual de la iniciativa "Women in Africa", la primera plataforma internacional para apoyar el desarrollo económico y apoyar a las mujeres africanas líderes y de alto potencial, que se inauguró el jueves en Marrakech.
SM el Rey dirige un mensaje a las participantes en la II cumbre anual de la Iniciativa Women in Africa (texto íntegro)
27 Septiembre 2018

 

He aquí el texto completo del Mensaje Real, que fue leído por Abdellatif Menouni, consejero de SM el Rey:


"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor enviado de Dios, su familia y compañeros

 

Excelencias,


Señoras y Señores,


            Es un real motivo de alegría dirigirnos a esta asamblea vuestra reunida en Marraquech, con ocasión de celebrarse la cumbre anual de la iniciativa pionera de «Women in Africa», considerada como el primer foro internacional de apoyo al desarrollo económico y social, así como de acompañamiento de las mujeres africanas líderes y de alto potencial.


            En primer lugar, queremos expresar nuestra consideración a las personas encargadas de llevar la organización de tal iniciativa que tiene por objetivo estimular las competencias y talentos femeninos en África, poniendo de relieve el papel desempeñado por la mujer en la promoción del desarrollo global de este continente.


            Visto el rico y variado programa de esta importante manifestación, esperamos que ésta contribuya a la aportación de respuestas idóneas a las grandes cuestiones que obstaculizan los esfuerzos del desarrollo en África, adoptando un enfoque asentado sobre la innovación e integración. Estamos convencidos de que la consagración del principio de igualdad entre mujeres y hombres, constituye la vía correcta para la realización de una prosperidad para todos.


Excelencias,


Señoras y Señores,


El continente africano, plenamente inmerso en los esfuerzos de alcanzar las potencias emergentes, se halla actualmente ante la imperiosa necesidad de proponer iniciativas innovadoras, con objetivos bien fijados, además de los esfuerzos coordinados capaces de garantizar unos efectos sostenibles y la adopción de un enfoque creativo basado en la innovación e integración.


En este sentido, y en el marco de su proceso de desarrollo, nuestro continente está llamado a aprovechar intensamente todo su potencial, particularmente su capital inmaterial, valorizando sus competencias, especialmente cuando se trata de sus mujeres, entre las que no faltan la preparación y las altas competencias.


En este marco, debemos tener presente que las exitosas realizaciones de las mujeres africanas no son fortuitas, sino que constituyen el resultado del elevado nivel que han demostrado a través de su formación científica y su labor profesional cada vez más intensa, lo que les ha propiciado un importante margen de libertad de opción. Todo ello ha hecho posible una mayor presencia efectiva de la mujer en los dominios político, económico y social.


A pesar del palpable progreso que ha conocido la situación de la mujer africana, hay que reconocer que largo es el camino que todavía debe recorrer este continente.


Por ello, son necesarios mayores esfuerzos para poder desarrollar una participación más amplia y efectiva de las mujeres en los procesos de desarrollo y en los puestos de decisión, para poder aprovechar de manera más óptima su enorme protagonismo como líderes de negocios en África.


Efectivamente, para consolidar el liderazgo de las mujeres en tanto que motores del desarrollo, los poderes públicos, el sector privado y la sociedad civil deben desempeñar un papel decisivo en este contexto.


Así pues, ningún país, ninguna economía, ninguna empresa y ninguna sociedad pueden afrontar los retos de nuestra época o aprovechar todas las energías que poseen sin contar con la mujer.


Por ello, las medidas tendentes a realizar la igualdad de género deben constituir la base de toda estrategia eficaz para el desarrollo sostenible.


Tal convicción ostenta un lugar central en el plan de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible en el horizonte de 2030, y en sus 17 objetivos.


De igual modo, ocupa la prioridad de las preocupaciones de los países africanos. En este sentido, la igualdad de género es, para la UA, objeto de un compromiso permanente, confirmado por la cumbre de la unión africana celebrada en enero de 2018, que ha hecho de la realización de la paridad, en todos los ámbitos, entre el hombre y la mujer un objetivo por alcanzar en el horizonte de 2025.


Efectivamente, y dada la injusticia que sigue padeciendo la mujer africana, sobre el terreno, todos debemos obrar por valorar los papeles desempeñados por la mujer, haciendo que los mismos ocupen lugares centrales dentro de los planes nacionales de desarrollo social y económico, del  modo que consolida su liderazgo en la sociedad.


Por otra parte, hay que trabajar para facilitar el acceso de las mujeres, sobre todo aquellas necesitadas, a los nuevos mecanismos de financiación, permitiéndoles el acceso general a las tecnologías seguras y sostenibles, y creando espacios de consulta y toma de decisión a escala local y nacional, en el seno de un enfoque asociativo.


Excelencias,


Señoras y Señores,


Dios honró al ser humano. En este sentido, el Islam insistió sobre la igualdad entre hombres y mujeres, sometiendo tanto a los hombres como a las mujeres a las mismas reglas. De igual modo, los valores universales y las convenciones internacionales prevén esta igualdad de género, sin discriminación alguna.


Sobre esta base, obramos por disponer las condiciones de la vida libre y digna para todos los marroquíes. Así mismo, nos hemos empleado, hace ya varios años, para colocar a Marruecos sobre la vía de la igualdad de género, en la medida en que ello constituye un derecho humano fundamental, una reivindicación legal y una necesidad social y económica.


La Constitución de 2011 aportó un cambio esencial al respecto, al consagrar, sin ambigüedad alguna, el principio de igualdad entre hombres y mujeres en materia de derechos y libertades, marcándose como objetivo la realización de la paridad.


Con el fin de afianzar esta dinámica, Hemos lanzado un determinado número de programas que buscan la autonomía económica y promueven la libre iniciativa emprendedora entre las mujeres a escala nacional. En este sentido, Hemos emprendido la reforma del Código de la Familia y del Código Penal para hacer frente a la violencia contra la mujer. Otras medidas fueron igualmente tomadas, como la fijación de la contribución de la mujer en el Parlamento y la creación del Premio Tamayuz que pretende incentivar las distinguidas aportaciones de la mujer en al ámbito de la consagración de los principios de paridad e igualdad.


Otras iniciativas fueron lanzadas, en este ámbito, con el objeto de contemplar el principio de igualdad en la concepción, planificación y ejecución de las políticas públicas.


En este sentido, la presupuestación sensible al género constituye una herramienta fundamental para garantizar los derechos de la mujer y su eficiente contribución en los diferentes ámbitos de la vida nacional. Marruecos podrá poner su experiencia a la disposición de los países africanos hermanos, a fin de facilitar la institucionalización del principio de igualdad en el ámbito de la presupuestación. Ello permitirá a la mujer africana contribuir eficazmente a la aceleración de la dinámica de los cambios necesarios, cuyo impacto positivo se extenderá a todos los componentes de la sociedad.


Excelencias,


Señoras y Señores,


Todo obstáculo al empoderamiento de la mujer constituye en sí mismo una traba al desarrollo del continente.


Si África se enfrenta a numerosos desafíos estructurales, la mujer africana no debe pagar el precio; todo lo contrario, ha de participar como fuerza central en la construcción de sociedades capaces de adaptarse a los cambios e innovaciones.


África necesita contar con mujeres líderes y con todas sus energías y competencias femeninas: mujeres directoras, jefas de empresas y actoras de la sociedad civil que contribuyan al cambio de la situación en sus respectivos países y pongan su ingente potencial a favor de la eclosión de una África fuerte y unida, que prosiga su marcha con confianza y determinación, con vistas a un cambio constante hacia lo mejor.


He aquí la esencia de la noble misión desempeñada por la iniciativa “Women in Africa”, a la que no podemos dejar de expresar Nuestra gratitud y consideración, por los loables esfuerzos que despliega al servicio de la mujer africana y en la preparación de las futuras generaciones de mujeres para ocupar los puestos de liderazgo.


Estamos convencidos de que vuestro encuentro de hoy constituirá una oportunidad para llevar a cabo el debate profundo y la consulta constructiva, merced a la reconocida experiencia, a las buenas prácticas y a las logradas experiencias que tienen acumuladas acerca de las cuestiones de la mujer africana.


Esperamos que las propuestas y recomendaciones que emanarán de vuestros debates contribuyan a la consolidación del proceso de afianzamiento de los logros, con el fin de colocar nuestro continente sobre la vía del desarrollo, la solidaridad y la liberación, aprovechando las valiosas aportaciones de todas sus féminas.  


Al reiterarles la bienvenida en el Reino de Marruecos, imploramos al Todopoderoso guíe sus pasos y culmine sus esfuerzos con el éxito.

 Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".

Última modificación : 27 Septiembre 2018

MEDIATECA REAL

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Dosieres

Boletines