Maghreb Arab Press

Texto íntegro del discurso de SM el Rey en la "Cumbre Africana de la Acción" en Marrakech

Marrakech  -  
SM el Rey Mohammed VI ha pronunciado hoy miércoles un discurso en la "Cumbre Africana de la Acción", celebrada en Marrakech al margen de la cumbre sobre el clima COP22.
Texto íntegro del discurso de SM el Rey en la Cumbre Africana de la Acción en Marrakech
16 Noviembre 2016

Este el texto íntegro del discurso de SM el Rey:

“Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Señoras y Señores Jefes de Estado y de Gobierno de los países africanos hermanos,

Excelentísimo Señor Don Idriss Deby Itno, Presidente en ejercicio de la Unión Africana,

Excelencias, Señoras y Señores,

El Reino de Marruecos, y de manera muy particular, la ciudad de Marraquech, se sienten felices recibiéndoles en la «Cumbre Africana de la Acción», organizada al margen de la COP22.

Su presencia hoy, nos honra y es testigo de su compromiso hacia un África que mira hacia el futuro y forja su destino.

He tomado la iniciativa de invitarles a esta Cumbre, con el fin de que nuestro continente armonice la lucha contra el cambio climático y la acción a favor del desarrollo sostenible.

Concretar los proyectos regionales y transnacionales estructurantes, es el reto que les invito a afrontar.

Les propongo dibujar un África resiliente a los cambios climáticos, un África que avanza decididamente por la vía del desarrollo sostenible;

Se trata de un África que utilizará sus recursos, de manera óptima, respetando los equilibrios medioambientales y sociales;

Es un África que actuará para conseguir un desarrollo inclusivo, en armonía con aquello que constituye su identidad, a saber, la cultura de compartir, de equidad y de solidaridad.

Antes de seguir adelante con lo que pretendo decir, quisiera plantear un punto esencial.

El discurso que suscita, con toda razón, el futuro de nuestro planeta, y el interés que en particular le otorga una sociedad civil activa, son muy reales.

Ahora bien, ¿acaso existen, a pesar de todo, objetivos comunes en la acción? A este respecto, quisiera examinar dos elementos fundamentales:

En primer lugar, existe entre el Norte y el Sur una disparidad de culturas en materia medioambiental, vinculada a las prioridades y a los medios.

En este sentido, será conveniente armonizar, e incluso unificar, la educación sobre el medio ambiente; objetivo éste que la presidencia marroquí se empleará en alcanzar durante su mandato.

Por otra parte, ¿acaso se debe recordar que el tiempo de la colonización ha quedado atrás, y que una decisión impuesta no puede ser productiva? o ¿acaso sería necesario recordar que los actores no carecen de fuerza de compromiso ni de buena voluntad, pero que a veces les pueden faltar los medios?

Todos somos conscientes de que se trata de salvaguardar la Vida, y que debemos trabajar solidariamente, a favor de la protección de nuestra tierra. He aquí la razón por la que deseo que se establezca una convergencia de visiones en la acción.

Excelencias, Señoras y Señores,

África paga un pesado tributo en la ecuación «clima» y constituye, sin lugar a dudas, el continente más penalizado.

Efectivamente, la elevación de temperaturas, la alteración de estaciones y las sequías repetitivas empobrecen la biodiversidad de nuestro continente, destruyendo sus ecosistemas e hipotecando su progreso, su seguridad y su estabilidad.

Sin embargo, nuestro continente sólo emite el 4% de los gases de efecto invernadero.

Ahora bien, las alteraciones climáticas a escala mundial dificultan sobremanera el desarrollo de África y amenazan gravemente los derechos elementales de varias decenas de millones de africanos.

Así pues, nuestro continente constituye un concentrado de todas las vulnerabilidades.

África ya ha alcanzado los 10 millones de refugiados climáticos. Hacia el horizonte de 2020, cerca de 60 millones de personas serán desplazadas a causa de la escasez de agua, si no se hace algo en este en este dominio.

¡La inmensa reserva de agua dulce que constituía antaño el lago Chad, ya ha perdido el 94% de su superficie y está amenazado de sequía definitiva!

4 millones de hectáreas de bosques, o sea dos veces más que la media mundial, desaparecen anualmente.

Mientras que la agricultura, mayoritariamente de subsistencia, emplea el 60% de la mano de obra africana, nuestras cosechas se encuentran fuertemente perturbadas y nuestra seguridad alimentaria altamente amenazada.

Los rendimientos agrícolas de nuestro continente podrían bajar en un 20% hacia el año 2050, en el mismo momento en que nuestra población se habrá duplicado.

Franjas íntegras del litoral, aproximadamente la tercera parte de las infraestructuras costeras, se sumergirían.

Las epidemias de origen hídrico, que anualmente causan miles de muertes, podrían ser erradicadas con la única condición de que se creen infraestructuras de tratamiento de las aguas residuales.

Finalmente, la degradación de tierras y recursos naturales podría seguir representando la causa principal de la mayoría de los conflictos transnacionales en África.

Excelencias, Señoras y Señores,

El Acuerdo de París sobre el clima, cuya adopción ha producido una satisfacción general, consagra el principio de responsabilidad común y diferenciada.

Es importante que nuestro continente hable de una sola voz, que exija justicia climática y movilización de los medios necesarios y que presente propuestas concertadas en materia de lucha contra los cambios climáticos.

Así pues, nos hallamos ante cuatro imperativos: 

• Determinar las medidas de acceso a las financiaciones necesarias, a fin de organizar los esfuerzos de adaptación del continente.

• Identificar los mecanismos que han de ser establecidos para apoyar la puesta en marcha de los programas faros.

• Reforzar las capacidades institucionales de nuestro continente.

• Finalmente, aprovechar las oportunidades y estudiar las implicaciones que ofrece un desarrollo sobrio en carbono, en los dominios de la energía y la innovación tecnológica, o incluso, de los oficios “verdes”.

Excelencias, Señoras y Señores, 

Los actores africanos han dado la prueba de un destacado dinamismo durante las jornadas temáticas de la COP22.

Amén de ser portadores de Iniciativas, se han sumado a un determinado número de Coaliciones, Alianzas y Redes de la “Agenda Global de la Acción Climática”.

Estas acciones continentales y regionales constituyen para Mí un motivo de alegría, dado que favorecen la resiliencia de nuestro continente ante las amenazas del desajuste climático y permiten una co-emergencia sostenible del mismo. 

Mis Hermanos Jefes de Estado tendrán hoy la ocasión de hablarnos de los proyectos que aportan y animan.

Así pues, nos corresponde otorgar un apoyo político a estas iniciativas, movilizando los medios y competencias necesarias para su puesta en marcha, y poniéndolas en perspectiva y coherencia. 

Excelencias, Señoras y Señores, 

El Reino de Marruecos es un actor comprometido para con la consolidación de la seguridad y estabilidad regionales. 

En este sentido, está determinado a reforzar su contribución para defender los intereses vitales del continente, al lado de los países hermanos y, pronto, en el seno de la Unión Africana.

Merced a su ambicioso programa en el dominio de las energías renovables, cuya aplicación está en curso, Marruecos pone su saber hacer a la disposición de sus socios.

Implicándose activamente en los proyectos dedicados a África, el Reino, contribuye actualmente a la inclusión de nuevos socios para que abraquen  al sector público y privado, estructurando los mecanismos de gobernanza. 

Por otra parte, animará una red africana de pericia climática, a partir del “Centro de Competencias en Cambios Climáticos”, instalado en Marruecos. 

Sensible a la vulnerabilidad del sector agrícola y consciente de su importancia vital, Marruecos se moviliza a favor de la realización de la iniciativa “Adaptación de la Agricultura Africana” o “Triple A”. 

Este innovador dispositivo favorece la adopción y la financiación de soluciones, destinadas a la productividad y a la seguridad alimentaria.

Finalmente, interpelado por la cuota atribuida a África, en términos de recursos dedicados a la lucha contra los cambios climáticos, Marruecos ha  hecho de la  financiación una prioridad de la COP22. 

Más allá del presupuesto previsto por el Acuerdo de París, a partir del 2020, la Presidencia marroquí se interesa por la movilización de las financiaciones públicas, la diversificación de los planes de financiamiento y la facilitación del acceso a los fondos consagrados al clima.

Por otra parte, Marruecos estimula la implicación de los Fondos Soberanos, con el fin de desarrollar las infraestructuras verdes en África. 

Excelencias, Señoras y Señores, 

Nuestros socios del Sur y del Norte, así como las instituciones internacionales y regionales dedicadas a la financiación del desarrollo, tienen un papel crucial por desempeñar en el esfuerzo colectivo africano.

Actuar por sí mismo y para sí mismo constituye un imperativo, del mismo modo que asociar a nuestros socios viene a ser  una necesidad.  

Estoy persuadido de que la mutualización de nuestros esfuerzos y el afianzamiento de la cooperación con nuestros socios estratégicos, contribuirán a poner fin a la injusticia climática que afecta nuestro continente.  

Esta doble acción favorecerá la realización de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible; 12 de los cuales están directa o indirectamente vinculados a los cambios climáticos.        

En conclusión, quiero asegurarles que Mi país emprenderá todas las acciones necesarias y no escatimará esfuerzo alguno, con el fin hacer escuchar la voz de África en las negociaciones formales, así como en la puesta en práctica de “la Agenda Global para la Acción climática”. 

Formulo el deseo de que el encuentro de hoy sea una etapa decisiva, una cita constructiva y la expresión, ante la Historia, de nuestro compromiso a favor de las generaciones futuras. 

Gracias por su amable atención. 

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".

Última modificación : 16 Noviembre 2016

MEDIATECA REAL

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Dosieres

Boletines